Échale un vistazo a estos 6 consejos para estimular la creatividad de tu equipo

La formación de equipos de alto desempeño implica el estímulo del líder para despertar el mejor resultado individual de cada profesional, en lo que involucra tanto soft como hard skills.

En ese sentido, estimular la creatividad del equipo es fundamental para crear una cultura de innovación y alto desempeño, generando mejores resultados en la expansión del mercado, en la conquista de nuevos clientes y en la resolución de los problemas cotidianos.

Entonces, ¿qué tal aprender a estimular la creatividad de tu equipo? ¡Lee nuestros consejos y descubre cómo!

1 – Acaba con el miedo de cometer errores

En primer lugar, es necesario acoger a las personas y hacerlas sentir seguras para sugerir ideas, proponer caminos y, muchas veces, cometer errores.

Por ello, mucho se habla de la importancia de crear una cultura a prueba de castigos. En la práctica, significa que el líder debe escuchar las sugerencias de su equipo, creando un espacio seguro para el intercambio de ideas y la construcción de soluciones que optimicen los procesos internos y las ofertas a los clientes.

Entonces, antes de exigirle creatividad a tu equipo, piensa al revés: ¿cómo puedes liderar más abiertamente para que las personas se sientan cómodas compartiendo ideas?

Organizar reuniones informales, ser un buen oyente y liderar con el ejemplo y la inspiración son excelentes maneras de comenzar a fomentar la creatividad del equipo. ¿Qué tal probarlo?

2 – Ofrezca autonomía

La microgestión, una actitud en la que el líder trata de controlar todos los procesos dentro del equipo, ha dado paso a la era del intraemprendimiento, un movimiento donde cada profesional asume una postura proactiva y busca su propio crecimiento dentro de la empresa.

Si bien este comportamiento no es aceptado por algunos líderes, quienes pueden sentirse amenazados por el formato de liderazgo descentralizado, lo cierto es que el modelo ha ido ganando terreno en las empresas, ya que la autonomía y la libertad dan espacio para que cada profesional dé lo mejor de sí, atrayendo más creatividad e innovación al negocio.

3 – Cree una cultura de retroalimentación humanizada

Aunque los feedbacks suelen establecerse en ritos formales dentro de las organizaciones, es importante que los líderes no esperen a estos momentos para señalar al equipo dónde lo están haciendo bien y dónde necesitan mejorar.

Sin embargo, la retroalimentación enfocada al desarrollo de habilidades y competencias es cada vez más apreciada en el mercado, en lugar de ser utilizada como herramienta de control y crítica.

La frecuencia de la retroalimentación seguramente dependerá de cada grupo y del ritmo de las entregas en las áreas, pero se recomienda que ocurra, en general, más de una vez al mes.

Algunas empresas incluso adoptaron check-ins y check-outs al principio y al final de la semana, respectivamente, para identificar rápidamente áreas de mejora y continuar optimizando el desempeño de cada miembro del equipo.

4 – Forme equipos más diversos

Edad, género, gustos personales, ubicación geográfica… Tener personas diversas en tu equipo traerá diferentes visiones del mundo, aumentando tu repertorio de ideas

Según un estudio de Accenture, las empresas inclusivas y diversas son 11 veces más innovadoras y tienen seis veces más empleados creativos que la competencia.

Esto significa que contar con personas de diferentes edades, géneros y visiones del mundo ampliará el repertorio de ideas para resolver los desafíos empresariales.

5 – Estructura el proceso de brainstorming

¿Quién no ha participado nunca en encuentros llenos de buenas iniciativas, pero que no salieron adelante por falta de organización de ideas?

Las herramientas que organizan los procesos de brainstorming contribuyen a que las ideas innovadoras se conviertan, de hecho, en innovación. Design Thinking, por ejemplo, es una excelente herramienta para estructurar el proceso de brainstorming y estimular la creatividad del equipo.

6 – Traiga novedades y proponga debates 

Más que cobrarle a su equipo para que se mantenga actualizado, intente traer noticias, seleccionar contenido relevante y proponer discusiones sobre temas actuales.

Si a tu equipo le gusta leer, por ejemplo, ¿qué tal si propones un club de lectura? ¿O traer parlantes externos una vez al mes? Quién sabe, incluso premiar a sus empleados con cursos de corta duración.

Independientemente de tu estrategia, recuerda que estimular la creatividad y la innovación del equipo es una tarea constante y para estos, debes estar bien informado sobre las técnicas para extraer lo mejor del equipo y garantizar que buenas ideas se conviertan em innovación em la práctica.

Para obtener más información sobre cómo hacer esto, qué tal ver la Masterclass Innovation and System Logic, con el Prof. Jacopo Filippo Bargellini, de la CUOA Business School. Las inscripciones son gratuitas. ¡Aprovecha esta oportunidad! Y si quieres dar un salto en tu carrera, consulta el curso presencial de Creativity, Innovation & Entrepreneurship de la CUOA Business School (Italia). Está dirigido a estudiantes y profesionales interesados en desarrollar habilidades emprendedoras y tiene como objetivo formar ejecutivos para liderar procesos de Innovación dentro y fuera de sus organizaciones.

Descubre los 6 principales tipos de liderazgo y descubre cuál es el tuyo 

Hasta hace unos años, descubrir el tipo de liderazgo era una tarea menos compleja, al fin y al cabo, se entendía que las características innatas del ser humano dictaban su estilo como líder. 

Con la evolución de los estudios sobre el comportamiento humano en el mundo empresarial, se descubrió que el perfil de un líder puede modificarse con la calificación y la formación, abriendo un abanico de posibilidades para que cada individuo se convierta en un mejor profesional. 

Según Idalberto Chiavenato, en su libro Gestão de Pessoas, existen 3 estilos principales de liderazgo: autocrático, liberal y democrático. Algunos otros autores, como Paul Hersey y Weber, por ejemplo, han dedicado sus estudios a otros estilos de liderazgo complementarios. 

En este artículo hemos recopilado los 6 principales tipos de liderazgo y te mostraremos los pros y los contras de cada uno de ellos. 

Al final, te traeremos un consejo especial sobre cómo mejorar sus habilidades de liderazgo.  

1 – Liderazgo Autocrático 

El liderazgo autocrático expresa perfectamente el tipo de líder más tradicional que conocemos. En este modelo, se requiere que el líder, que puede llamarse el «jefe», centralice las decisiones en sí mismo y las tareas en cascada para su equipo. 

Al tratarse de un modelo de liderazgo más autoritario y con poca apertura al diálogo, ha ido perdiendo fuerza en el entorno empresarial, ya que los profesionales evolucionan y llegan al mercado laboral más preparados para exponer sus ideas y contribuir en la toma de decisiones. 

2 – Liderazgo Democrático 

Teniendo en cuenta que el mal liderazgo es la principal causa de insatisfacción laboral para más del 40% de los profesionales, los líderes democráticos han ido ganando terreno en las empresas para incluir a su equipo en las decisiones y apostar por un modelo horizontal. 

En este tipo de liderazgo, el diálogo se convierte en una calle de doble sentido, abriendo espacio para que líderes y seguidores lleguen juntos a una solución, aunando sus experiencias y visiones complementarias para lograr los resultados esperados. 

En comparación con el liderazgo autocrático, el liderazgo democrático beneficia a todos: por un lado, la empresa gana decisiones más coherentes y enfocadas al bien común, mientras que los empleados tienden a sentirse más valorados y a ser más productivos y proactivos en su vida diaria, ya que entienden la importancia de su papel en el logro de los resultados. 

3 – Liderazgo Liberal 

Muy común en startups y empresas con directorio reducido, donde los líderes asumen más de un área, por ejemplo, el liderazgo liberal propone un camino de mayor autonomía y libertad para cada miembro del equipo. 

Esto se debe a que el líder liberal tiende a actuar solo cuando se le solicita, delegando el proceso de organización, planificación y ejecución en manos de su equipo. Este comportamiento se conoce como hands off, que en español también se puede denominar enfoque de no intervención. 

En este tipo de liderazgo, el gran desafío del líder es formar un equipo con profesionales altamente calificados que tengan la capacidad de responsabilizarse por los resultados, transformando el desempeño del líder en algo más cercano a un consejero. 

4 – Liderazgo Coaching 

El liderazgo coaching recibió este nombre porque, en este modelo de liderazgo, el gerente se apropia de herramientas de coaching para propiciar el desarrollo del equipo. 

Así, es papel del líder apoyar a sus empleados en su proceso de desarrollo interpersonal, que incluye pensamientos, emociones y comportamientos. Normalmente, la relación entre líder y liderado en este modelo se basa en la confianza y la parsimonia. 

Un líder coach es aquel que, ante una determinada situación desafiante, evita tomar la decisión por sí mismo -como lo haría el líder autocrático, sin dejarla en manos del equipo parcial o totalmente- como se haría en el liderazgo democrático o liberal. 

En estos casos, el liderazgo coaching trabaja para entender qué aspectos se deben desarrollar en cada individuo del equipo para que esté preparado para gestionar proyectos de gran desafío, capacitándolo para que el colaborador pueda triunfar en situaciones de constante presión y estrés. 

5 – Liderazgo Carismático 

Entre todos los modelos de liderazgo presentados hasta el momento, el líder carismático fue sin duda uno de los más destacados en los últimos tiempos, sobre todo después de momentos tan delicados que sacudieron la salud emocional de la población, como sucedió durante el período de la pandemia. 

Esto se debe a que el liderazgo carismático es ligero y positivo, lo que lleva a los profesionales a inspirarse en su líder. A través de este, la dirección fomenta la acción con el ejemplo, convirtiéndose en el modelo a seguir por los empleados. 

Este tipo de liderazgo ha crecido mucho porque es capaz de conseguir los resultados esperados, sin tener que ejercer una presión exhaustiva sobre sus empleados, convirtiéndose en una de las principales apuestas del perfil ideal del líder del futuro

6 – Liderazgo Situacional 

El líder situacional es aquel que es capaz de adaptar su comportamiento hacia el equipo de acuerdo con las particularidades de cada situación, teniendo en cuenta cuestiones como: 

  • Nivel de madurez del empleado: 
  • Urgencia/importancia de la situación; 
  • Impacto del problema no resultado del negocio; 
  • Escenario externo del mercado. 

Por ser muy flexible, este tipo de liderazgo es prometedor en muchas empresas, ya que adapta su comportamiento y dirige al equipo de la mejor manera en cada situación específica. 

Consejo adicional: Sea su mejor versión de un líder 

Como hemos visto a lo largo del artículo, existen varios tipos de liderazgo que se pueden aplicar según el perfil y grado de desarrollo de cada líder. 

Lo más importante es recordar que puedes identificarte con más de un tipo de liderazgo, mezclando tu forma de actuar de acuerdo con tu momento en tu carrera. 

Independientemente del tipo de liderazgo con el que más te identifiques, una cosa es segura: evolucionar constantemente es fundamental para ascender en el trabajo y entregar lo mejor para tu equipo y para la empresa en su conjunto. 


Entonces, ¿qué hay de aprender más sobre el liderazgo? 

Para aquellos que quieran tener una experiencia online, acabamos de lanzar la Masterclass Strategic Organization Leadership, con reflexiones y consejos relevantes para convertirse en un líder aún mejor. La clase es impartida por el Prof. Issam Ghazzawi de la University of La Verne, California. Inscríbete ahora mismo y participa gratuitamente. 

Y para ti que quieres tener una experiencia internacional y profundizar en este tema, tenemos tres cursos sobre liderazgo en universidades de Estados Unidos y Europa. Conoce cada uno de los programas y participa en nuestro proceso de selección de becas.